.
.

Cuando aprendí braille para leer tus cicatrices (¡Ya está aquí, ya llegó!)



SE BUSCA: Reseña fotográfica del delincuente.


"Cuando aprendí braille para leer tus cicatrices" es el primer poemario de la colección Unrhymed que edita ¡tú! enCUÉNTrAME. Se trata de 20 poemas enrollados a modo de cigarrillos y presentados en una cajetilla de tabaco para que puedan ser fumados y leídos en cualquier lado. Escrito por R. Bullón Acebes (soy yo, creo), es absolutamente recomendable para tu salud y para la de los que te rodean.


El delincuente ¿nace o se hace? Se hace, nosotros le hacemos, de hecho.

CUANDO APRENDÍ BRAILLE PARA LEER TUS CICATRICES aprendí también a desafiar todas las leyes de la física. Me hice funambulista de lunes a domingo. Así averigüé que hay más distancia entre tu primer y último beso que entre cualquier antípoda, que volar es cosa de pájaros y mujeres, que tengo una rama por brazo izquierdo donde dejo que se posen el amor y las letras, que el viento es el único que sabe de lo que habla. Que, para bien o para mal, o escribo como beso o no escribo. Que existe tanta poesía como metros cúbicos de aire puedas abrazar.

Es un objeto peligroso y va armado.

RAQUEL BULLÓN ACEBES (Madrid, 1983). Me gusta el zumo de naranja, mirar por la ventana y los pingüinos. Tengo un reloj de pulsera parado a las cinco de la tarde y los calcetines de diferente color. Siempre llevo el móvil en silencio y el corazón a todo volumen. Entiendo la poesía como salir al recreo, mancharse de chocolate o andar descalza.



Pincha aquí para ver dónde adoptarlo.