.
.

El día que me vuelvas a querer.



El día que me vuelvas a querer
cenaremos en New York
y desayunaremos en Moscú.
En la cómoda del hotel 
te dejaré un beso de 68 hojas
y tú, perezosa y lenta,
dudarás si es cuento o novela. 
.
El día que me vuelvas a querer 
revisaré el cargador de mi revólver
y sustituiré, ágil y veloz,
las balas suicidas por balas de algodón.
.
El día que me vuelvas a querer
será viernes,
y ya siempre será viernes
y de los árboles brotarán extrañas hojas.
.
Y de mis sábanas también.

.
.
.
.
.
.
.
.
,
,
_______________________________________________________
.
El día que me quieras: canción con música compuesta por Carlos Gardel y letra de Alfredo Le Peras, paráfrasis del poema homónimo de Amado Nervo, incluido en su libro póstumo, "El arquero divino" (1919).
______________________________________________________
.
.
.

4 comentarios:

  1. Bonito poema.
    Los viernes son mágicos, puede pasar cualquier cosa...
    saludos de domingo bonito :)

    ResponderEliminar
  2. Querida Mrs. rkl,

    'La paciencia es un árbol de raíces amargas pero su fruto siempre es dulce'.

    No imagina lo reconfortante que es leer su esperanza. Balas de azúcar que rompen este octubre con un disparo directo al corazón.

    Entre viernes y sábanas duermen aún muchos besos, darling.

    ResponderEliminar
  3. y los domingos, lánguidos,
    sin esperanza, acabados,
    serán todos los días
    pasados sin ti.

    Un besito por lo bajini.

    ResponderEliminar
  4. A PRINSESA PIRATA,

    A mí los que me gustan son los lunes que saben a viernes. Son como tener calor en pleno invierno.

    Un beso.
    ______________________________________

    Querida MRS. NANCY BOTWIN:

    Agoté los besos que dejaron en mis sábanas. Busqué por cada pliego y en cada arruga pero mi cuerpo ya los ha absorvido a todos. Ahora sólo me queda NIVEA para nutrir la piel.

    No obstante, sigo en la búsqueda.

    La invito a cenar.
    _____________________________________

    Querido ÁL,

    Así son, exactamente. Así son. Me leíste la mente y el corazón.

    Besos para usted y sus pequeñas.

    ResponderEliminar

Dilo en bajito pero dilo.