.
.

Lunes en mis eneros.

.
Cuando hay lunes en mis eneros
las ganas de vivir sufren de embargo,
escribo antologías a mis inviernos
y cartas de despido a todo lo demás.
.
Estoy en la lista de espera
de tu agenda de contactos,
y en un salón de belleza
para depilar las espinas de las rosas.
.
Hoy he conocido todas mis derrotas
talladas en un pentagrama arrugado,
y en el lugar en que ahora moras
hay un saxo que se ha callado.
.
.
.


.
.