.
.

Los huecos de mi casa.

.


.
..
.
.
.
.
.
.
..
.
..


.
En el sumidero de la ducha
he perdido mi mano izquierda,
rodando se ha marchado
por el desagüe del fregadero mi cabeza.
.
En el inodoro
se han despedido mis ojos a la francesa,
y el oído, el gusto y el olfato
han emigrado esta tarde entre las rejas.
.
Se fue su corazón
sobre la cama de un hospital
y ahora se va el mío
por los huecos de mi casa.
.
.
.
.
Imagen: internet.
.
.