.
.

Júbilo.

.
De esperanza llana
y amor agudo,
ni Juana de Arco

ni pruebas, ni testigos.
.
Brindar por alegrías ajenas
nunca por las propias,
del todo pasa
del un día llegará.

.
De puño cerrado
de sinestesias y clamores

de andar sin júbilo
de jubilarse para no andar más.


.

.
.

1 comentario:

  1. Me quito el sombrero todo el tiempo. Y me enfado porque no he sido yo la autora de ese lindo poema. ¿Se vale ser un poquito envidiosa? sólo un poco, jo.

    ResponderEliminar

Dilo en bajito pero dilo.