.
.

Mi mamá me mima XIII

.
Cuando se fue Gato Negro llegó Piano. Es blanco y negro, con los ojos azules y las orejas chatas. Yo no lo sabía y por eso me alegré más. Maulla todo el rato, cabe en una mano, es muy suave. Cuando le cojo, le pongo sobre mi pecho y saca sus uñitas para trepar por la camiseta. Anda un poco torpe pero ya se sale de la caja de cartón e inspecciona por su cuenta. Es muy pequeño pero muy afortunado porque tiene tres mamás. Yo sólo quiero tener a una.
.
Tú.
.
.


.
.