.
.

Señora de rojo sobre fondo gris.

..Miguel Delibes.
"Nos bastaba mirarnos y sabernos. Nada importaba los silencios, el tedio de las primeras horas de la tarde. Estábamos juntos y era suficiente. Cuando ella se fue, todavía lo vi más claro: aquellas sobremesas sin palabra, aquellas miradas sin proyecto, sin esperar grandes cosas de la vida, eran sencillamente la felicidad.
"
. .
Hoy Nicolás, después de mucho tiempo, volverá a tener sobremesa con Ana. Hoy Miguel limpiará sus zapatos para el reencuentro, Ángeles le espera riendo en el cielo.
.
.
.
Más información: El País.
.
.