.
.

Mi mamá me mima XI

.
La abuela dice que se ha estropeado los ojos de tanto llorar. Adivino en ella tantos gestos que me recuerdan a ti que la pena sólo me deja mirarla de refilón.
.
Gato Negro hace quince días que no va por casa. Las gatas están preocupadas, yo también. Gato Negro es muy suave y le encanta dormir encima de una de las sillas del corral. A mí me encanta cogerle en brazos y fastidiarle la siesta. Él nunca se enfada por ello. Si le caes bien acaba jugando contigo y si le caes mejor que bien puede que quiera atrapar tu mano con sus patitas delanteras y chuparte. Nunca he sabido si lo que pretende es lavarme o curarme las heridas. Espero que vuelva aunque prefiero que vuelvas tú.
.
He visto dos cervatillos cruzar el camino y correr hacia el bosque. Eran preciosos.
.
Dame un toque si te llegan los besos que te mando cada noche.
.
.

.
.