.
.

Toma de declaraciones.

.
.Salvo quizás, por esa casi imperceptible gota de sangre seca, nadie se hubiera dado cuenta de que la maté. La emoción pudo conmigo, me descontrolé y descuidé los pequeños detalles que diferencian al crimen perfecto del vulgar. Mi pasión por la descripción me jugó una mala pasada.
.
Fe de erratas: página 2, donde dice “tras llamarme la policía, fui a comisaría con aires de preocupación, el ipod a todo volumen y la camisa manchada con una pequeña sombra de tinta roja” debe decir “tras llamarme la policía, fui a comisaría con aires de preocupación, el ipod a todo volumen y la camisa adornada con un pin del atleti”.
.
.
.

.Imagen: internet.
.
.