.
.

A veces.


Aparca las mentiras en doble fila para que otros se tropiecen con ellas y acelera con las verdades en dirección prohibida porque a valiente no le gana nadie. Tira del freno de mano cuando sobrepasa los 120 km/h para dar volteretas en el aire y los domingos tunea la chapa del auto para jugar a despistarse.
.
Pero a veces, varias veces, muchas veces, desacelera para llevarla a ella de paseo en el asiento trasero de su coche.
.