.
.

Ojos y ojales.

.





.







.
.
.
LA MIRADA
.
Él, de silencios manchados;
Ella, de abrigo verde, caminante;

.
Él, de corazón inquieto con botones:
- Perdona, perdona, oye, se te ha caído algo.
.
Ella, de bufanda de lana con ojales:
- Gracias, no me había dado cuenta, voy perdiéndola por todos lados.
.
.
.
.


.
Imagen: Gran Vía madrileña 07. .
.
.-