.
.

Lucía V

Esteban es el mejor amigo de Lucía, es argentino, de nacimiento y de mirada. Un día se encontró un paraguas rosa y estuvo un mes jugando con él, seguramente habría seguido con ese juego eternamente pero rompió el paraguas en un intento de imitación de Mary Poppins: se subió a unas escaleras con el paraguas abierto y saltó para comprobar la aerodinámica del aparato que resultó ser nula.
.
Los padres de Esteban comenzaron a preocuparse, no por los rasguños múltiples que le produjo la caída, sino por la tendencia algo afeminada de su primogénito asique decidieron que los Magos de Oriente le regalaran en Navidad un disfraz del superhéroe por excelencia, Superman. A Esteban le hizo mucha ilusión el regalo y sus padres relajaron su absurda preocupación mientras el pequeño se calzaba el traje y se subía al tejado de la casa. Sin dilaciones extendió los brazos y se tiró al patio. Fue su segundo intento de vuelo y su segundo intento fallido pero ya está pensando en su nueva tentativa con las plumas de gallina que Lucía roba de los corrales.
.
.
.
.